Santi y yo cogiendo nuestra flamante PS4 unas horas antes del lanzamiento

La PS4 cumple un año… ¿y ahora qué?

Ya ha pasado un año desde el lanzamiento de PlayStation 4 en nuestro pais. En mi opinión, durante estos 12 meses hemos recibido algún que otro pelotazo en formato jugable, pero en su mayor parte la experiencia que nos ha proporcionado Sony con su nueva máquina ha dejado un poco que desear.

Era el 28 de noviembre de 2013, un día antes del lanzamiento oficial de la máquina y mi peque y yo nos encontrábamos entre los afortunados poseedores de una reserva en Media Markt, que nos permitía hacernos con la máquina unas horas antes. Raudos y veloces nos fuimos a cenar al IKEA de Puerto Venecia, acudiendo puntuales a la cita con la que iba a ser nuestra compañera de juegos en los próximos años: una más para mi, pero la primera consola “grande” que estrenaba mi hijo…

Sony PlayStation 4 con su mando de control

En el lanzamiento, como siempre pasa con las máquinas de nueva generación, nos encontramos con un catálogo relativamente justito, pero correcto. Nos hicimos con Killzone Shadow Fall (evidentemente para mi disfrute personal) y a las pocas semanas llegó Lego Marvel Super Heroes para que pudiéramos jugar “a dobles” como mandan los cánones. Estos juegos evidentemente, no explotaban ni de lejos las capacidades de la máquina (con sus 8 cores y más de 1500 shaders), pero nos daban una muestra de lo que Sony con su flamante PS4 iba a ser capaz de ofercernos en el futuro.

Resogun

Ilusionados por la suscripción PlayStation Plus y los juegazos que daban todos los meses para PS3, nos hicimos con el “premium” y recibimos de entrada Contrast (un juego original, pero que ya estaba en PS3) y Resogun, un juego de naves que si bien no era una maravilla técnicamente, era pura descarga de adrenalina con sus tiros y banda sonora (os lo recomiendo encarecidamente).

¿Que ha pasado en los siguientes meses? Pues no mucho… Tras el lanzamiento incial, el catálogo de PS4 se desinfló y hasta que casi a mediados de 2014 salió “Infamous Second Son”, no vimos nada que nos llamara la atención: sólo juegos multiplataforma no muy bien convertidos (Battlefield 4 no llegaba a los 1080p, por ejemplo) y un batallón de juegos indie que ocuparon el lugar de los “juegazos” que esperábamos recibir mes a mes en la suscripción “Plus”. Está claro que de salida no nos iban a dar juegos AAA con este pase (más que nada porque no había y los pocos que existían se vendían en las estanterías de las tiendas como novedades), pero por lo menos recibir el “Driveclub” en su fecha y formato correcto (y prometido) hubiera sido un detalle, la verdad.

Detalle de la profundidad de campo en inFAMOUS™ Second Son

inFAMOUS Second Son

Por si esto fuera poco, una de las funcionalidades estrella de la PS3, se esfumó completamente, con la excusa de que iba a ser una máquina 100% para jugar: no podíamos ver películas ni escuchar música desde un disco USB… ¡¡¡Esto no es de recibo!!! Compro una máquina en teoría superior a mi querida PS3 ¿Y no puedo ni tan siquiera hacer lo mismo que con ella? Eso si, si la película se alquilaba o se pagaba a Sony en la PS Store, entonces no había ningún problema. ¿No se supone que es una máquina solo para jugar? Si, para jugar y para pagar tambien…

En resumen, que por lo menos hasta ahora, ha merecido más la pena invertir en una PS3, que te permite ver (casi) lo que quieras, tiene un catálogo impresionante y juegos AAA cada més en la suscripción de pago. Pero ahora PS4 tiene ya un añito ¿Nos ofrece ya algo más interesante?

Detalle de la cara de Joel en The Last of Us de PS4

The Last of Us Remastered

Pues si, ahora ya tenemos algunos juegos que empiezan a oler a “next-gen”. Aunque no del modo que todos esperábamos, porque en su mayoría son juegos convertidos de la anterior generación, aunque al menos “bien convertidos”. Tal es el caso de “The Last of Us” y de “Grand Theft Auto V”, que he tenido la posibilidad de probar y alucinar viendo cómo se mueven a 1080p con todo lujo de detalles: texturas (muy) mejoradas, mayor complejidad en los entornos y efectos de iluminación, mejor inmersión con el DualShock 4… ¡Toda una pasada!

GTA V luce en todo su esplendor en PS4

Grand Theft Auto V

¿Pero es esto suficiente? Me temo que hace falta algo más, señores de Sony… Ya van saliendo jueguecicos “buenos”, el mercado de segunda mano se llena de juegos con precios asequibles para que podamos hacer nuestros “trapis” y jugar más por menos dinero (sin piratería, eh, que de hecho no se ni si existe por el momento), pero yo sigo echando de menos las funcionalidades multimedia… ¿Pero es que no vamos a poder ver vídeos que no sean de pago ni acceder a nuestro servidor multimedia? Reconozco que últimamente no estoy muy puesto en esto, pero creo que XBOX ONE ya lo hace… así que no se, igual se lo tienen que mirar.

Detalle de Driveclub, un juego de coches de PS4

Driveclub

En resumen y para acabar. La PS4 pinta bien, cada día mejor. Ya hay algunos juegos que son todo un espectáculo (como Driveclub en la imagen superior) y que no te dejan la sensación agridulce que nos dejó Killzone nada más abrir la caja, pero hay que seguir mejorando. Tengo muy claro que en España va a ser la reina de esta generación, pero como no mejore el servicio Playstation Plus y le añadan funcionalidades multimedia, lo hará por ser quien es, pero no porque el pueblo esté 100% contento con ella…

Ah, y por cierto… ¡Felicidades, PS4! ¡Que cumplas muchos más y que nosotros lo juguemos!